Manuel Bolaño

Lo primero que sorprende son los tejidos, muy gruesos, como la tela de saco, que crean contrastes con las omnipresentes transparencias de las gasas, que se juntan con el ganchillo, y con un clásico veraniego como la tela de hilo. Sin embargo, lo más extravagante fue la utilización de cabello para la creación de prendas como chaquetas.

Todo ello, genera una sensación de safari casero, pues las tonalidades blancas, amarillas y beige en piezas largas aportan un recuerdo de África, que se mezcla con piezas mostrada como el ganchillo o la sensual bata.

En algunos casos, las hombreras estructuran las partes de arriba, ya la parte de abajo tenemos pantalones, faldas de largo desigual y sofisticadas faldas altas. Estas son las piezas más elegantes de una colección que también incorporó telas azules que recuerdan el tejano.

Escrito por | 14 de agosto de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Catalogos de ropa y General y Ropa de marca y Tienda de ropa | Etiquetas: , , , , ,